La pandemia dificulta la investigación

Los detectives privados han sido autorizados para trabajar durante toda la pandemia, adaptando sus tareas de vigilancia a las restricciones horarias, a las limitaciones de movilidad y las nuevas relaciones laborales.

A lo que se suma otro tipo de dificultades, como por ejemplo “los problemas que encontramos a la hora de reconocer e identificar a una persona vigilada desde que es obligatorio el uso de la mascarilla“, según relata la detective, Ana Lahuerta.

Los detectives privados deben estar reconocidos por el Ministerio de Interior.

Fuente: Cadena Ser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *